A la universidad sin haber ido nunca a la escuela

Salones de clase, compañeros, recreo, tarea, etc. ¡Todo esto es tan extraño para mi! Tengo 18 años de vida, los mismos que tengo estudiando en la comodidad de mi hogar, con la mejor maestra del mundo… ¡¡¡Mí mamá!!!... pero todo esto está a punto de cambiar totalmente, de hecho, ya está empezando a cambiar. Hace …

Anuncio publicitario